Espiga de canela
Autor: 
Tipo de receta: Postre
Cocina: Internacional
Preparación: 
Cocinado: 
Total: 
Raciones: 2
 
Espiga de masa de bollería como los bollos de canela nórdicos
Ingredientes
Masa de bollería
  • 825 g de harina de fuerza (o mitad fuerza/mitad panadera)
  • 10 g de levadura seca (30 g de levadura fresca)
  • 320 g de leche entera
  • 100 g de mantequilla
  • 90 g de azúcar (o 45 g de tagatosa *)
  • 4 g de sal
  • 3 huevos
Relleno
  • 180 g de azúcar (o 90 g de tagatosa *)
  • 45 g de harina corriente
  • 150 g de mantequilla ablandada
  • 1½ cdas. de canela molida
Acabado
  • Un poco de nata líquida
Instrucciones
  1. Calentamos suavemente en un cazo la leche, la mantequilla, el azúcar y la sal, para que se derrita la mantequilla. Dejamos templar.
  2. Mezclamos estos líquidos con la harina y la levadura, y dejamos reposar cinco minutos.
  3. Agregamos los huevos de uno en uno, amasando bien entre ellos, a mano o con robot o panificadora, hasta que estén todos bien incorporados.
  4. Amasamos hasta obtener una masa fina y elástica, que apenas se pega a las manos.
  5. Hacemos una bola con ella, la ponemos en un recipiente engrasado, tapamos y dejamos doblar el volumen.
  6. espiga canela
  7. Cuando la masa haya doblado la pasamos a la encimera y la aplastamos un poco para quitarle el gas. La dividimos en dos partes iguales para hacer dos espigas y guardamos tapada una de ellas (mejor en la nevera para que no siga fermentando a la misma velocidad) mientras trabajamos la otra.
  8. Extendemos la masa con rodillo hasta unas dimensiones de unos 35x30 cm. La dejamos reposar 5 minutos para que se relaje.
Relleno
  1. Mientras tanto, preparamos el relleno. Ponemos en un cuenco la mantequilla ablandada, la harina, el azúcar y la canela, y mezclamos bien con varillas o con un simple tenedor, hasta tener una pasta untable.
Montaje
  1. Extendemos la mitad del relleno preparado sobre la masa estirada, sin llegar a los bordes.
  2. Enrollamos la masa por el lado corto, es decir, para que al final nos quede un rollo de unos 30 cm de largo que cabe bien en una bandeja de horno estándar. Intentaremos no apretar el rollo, sino dejarlo más bien suelto. Podemos pintar con agua el borde final para que quede bien pegado.
  3. Colocamos el rollo sobre un papel de hornear y sobre una bandeja y empezamos con los cortes.
  4. espiga canela
  5. Con unas tijeras grandes y bien afiladas cortamos rodajas oblicuas, pero ojo, sin cortar el rollo del todo, deben quedar unidas por la parte inferior.
  6. espiga canela
  7. Volvemos cada rodaja hacia delante y las vamos colocando: una a la derecha, la segunda al centro, la tercera a la izquierda y vuelta a empezar.
  8. Procedemos así hasta llegar al final del rollo. No tengáis miedo de rectificar la colocación de las rodajas si os equivocáis; la masa es suficientemente sólida y lo aguanta.
  9. espiga canela
  10. Dejamos un pedacito al final a modo de tallo de la espiga, que podemos dar la vuelta hacia abajo para que no se vea el corte.
  11. Hacemos exactamente lo mismo con la segunda porción de masa que tenemos esperando.
Fermentación
  1. Una vez formadas las espigas de canela las tapamos con plástico y dejamos que fermenten alrededor de una hora, aunque esto depende del calor de vuestra cocina. Dada la forma churrigueresca es un poco difícil evaluar cuándo han doblado o si les falta un rato.
Cocción
  1. Pintamos las espigas con un poco de nata líquida.
  2. Cocemos las espigas en el horno caliente a 200º unos 35 minutos, hasta que estén bien doradas. Las sacamos a enfriar sobre rejilla, con el propio papel porque no son muy sólidas con tanta floritura.
Notas
* La tagatosa es un edulcorante apto para diabéticos con un índice glucémico cercano a cero y apto para horno.
Recipe by Recetas caseras con fotos paso a paso de El Invitado de Invierno at https://invitadoinvierno.com/espiga-de-canela/