Potaje de vigilia
Autor: 
Tipo de receta: Segundo plato
Cocina: Española
Preparación: 
Cocinado: 
Total: 
Raciones: 4
 
Clásico guiso de garbanzos con espinacas y bacalao desalado
Ingredientes
  • 500 g de garbanzos buenos y del año
  • 1 manojo de espinacas
  • 1 buen cacho de bacalao salado
  • 6 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 400 g de tomate triturado
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cdta. de pimentón agridulce
  • Sal al gusto
  • 2 huevos duros para la guarnición
Instrucciones
  1. Por lo menos día y medio antes ponemos el bacalao a desalar en agua fría. Si usamos pedazos gruesos debemos hacerlo dos días antes. En este periodo cambiaremos el agua dos o tres veces, y mantendremos el bacalao en la nevera, consultad cómo desalar el bacalao aquí.
  2. El día anterior ponemos los garbanzos en remojo; los míos eran pedrosillanos.
  3. Cubrimos de aceite de oliva el fondo de una cazuela y preparamos un sofrito con la cebolla finamente picada y los dientes de ajo sin germen y también picaditos. Freímos hasta que la cebolla esté transparente.
  4. potaje de garbanzos paso a paso
  5. Agregamos el tomate triturado o pasado por un pasapurés y sofreímos hasta que se reduzca y cambie de color. Añadimos entonces el pimentón y le damos unas vueltas brevemente para que no se requeme, porque amarga.
  6. Añadimos los garbanzos con su misma agua de remojo y el laurel, y llevamos a ebullición.
  7. Cocemos los garbanzos a fuego bajo hasta que estén tiernos; el tiempo dependerá de la juventud y calidad de los garbanzos, pero como mínimo una hora. Probablemente tengamos que añadir algo de agua en algún momento.
  8. potaje de garbanzos paso a paso
  9. Lavamos las espinacas y las limpiamos, quitándoles los tallos porque son amargos. Si nos gustan con tallos también podemos blanquearlas unos segundos en agua hirviendo.
  10. Las escurrimos, las cortamos a nuestro gusto y las añadimos a los garbanzos para darles un hervor, lo justo para que se pongan lacias.
  11. potaje de garbanzos paso a paso
  12. Por último, apagamos el fuego y agregamos el bacalao escurrido de su agua y en pedazos, para que se haga con el calor residual de la cazuela.
  13. Es aconsejable dejar reposar el potaje dos o tres horas, para que se mezclen los sabores. Solo salaremos el potaje de garbanzos después del reposo, pues el bacalao, si nos ha quedado algo salado, aportará sal al guiso. Ajustaremos la sazón al final, antes de comer el potaje.
  14. Servimos el guisote con los huevos duros, que cortaremos en cuñas y añadiremos en los platos. Por si nos quedamos con hambre.
Recipe by Recetas caseras con fotos paso a paso de El Invitado de Invierno at https://invitadoinvierno.com/potaje-de-garbanzos/