Aros de cebolla rebozados con masa madre

aros de cebolla

Diréis: qué pesadita se está poniendo esta mujer con la masa madre… Así soy yo, cansina cuando me da por algo. Pero es que, queridos, hoy os digo que la masa madre también se puede usar en rebozados como el de estos aros de cebolla, de hecho es una idea que pulula desde hace tiempo por los blogs yanquis de frikis de la masa madre. Si es que la masa madre sirve pá tó (¿que aún no habéis probado a hacerla? Aquí tenéis cómo).

La receta que he usado para el rebozado de estos aros de cebolla proviene de un libro del que ya os he hablado antes, Breads from La Brea Bakery, de Nancy Silverton, del que ya tengo hechos estos blinis y estas tortitas americanas. Al fin y al cabo, las pastas de rebozar no son más que mezclas de un líquido con harina, que puede ser de trigo, de arroz, etc., con algún agente leudante como un impulsor químico, o solo huevos, para que esponje un poco. Y así es este rebozado: harina y agua de la masa madre, más algo de agua con gas y sal. Sencillísimo y con un resultado espectacular, os lo puedo asegurar.

(¿Qué decís? ¿Que estáis empachados después de las Navidades? Pero si esto es ligerísimo, córcholis. Dad gracias de que no he publicado ningún dulce… Además, hay que celebrar que no se acabó el mundo ni ná.)

Aros cebolla rebozados masa madre

Aros cebolla rebozados masa madre

Consejos para el rebozado

Este rebozado atómico tiene la rara cualidad de que queda igualmente crujiente cuando se enfría, siempre que sigáis los mandamientos del frito crujiente:

  1. Freír solo en aceite abundante y cuando esté suficientemente caliente, como mínimo a 180 ºC.
  2. No rebozar muchas piezas de una vez, ni rebozarlas con antelación, para no mantenerlas en la masa líquida demasiado tiempo. De no ser así, la harina de la primera capa se humedece y el rebozado no queda igual de ligero.
  3. Freír pocas piezas de una vez, para que no baje mucho la temperatura del aceite.
  4. Escurrir los fritos sobre una rejilla o un papel absorbente arrugado, para que circule bien el aire a su alrededor.
  5. No apilar unos pedazos sobre otros mientras escurren.

¡A rebozar!

5.0 from 4 reviews
Aros de cebolla rebozados con masa madre
 
Preparación
Cocinado
Total
 
Clásicos aros de cebolla con un rebozo crujiente hecho con masa madre natural
Autor:
Tipo de receta: Entrante
Cuisine: Estadounidense
Raciones: 4
Ingredientes
  • 2 cebollas grandotas
  • 100 g de harina corriente
  • 250 ml de masa madre burbujeante al 100% (igual peso de agua que de harina)
  • 4-5 cucharadas de agua con gas fría
  • 1 cucharadita de sal
  • Aceite de oliva virgen para freír
Instrucciones
  1. Para esta receta conviene que las cebollas sean grandes, para poder sacar más aritos. Se cortan las cebollas por la mitad y seguidamente en rodajas finitas, de 2-3 mm. Se separan los aros y se desechan los centros, que no son suficientemente grandes, y se guardan para otro uso.
  2. Se pone el aceite a calentar en una sartén o en la freidora (si podéis medir la temperatura, a unos 185 ºC).
  3. Se prepara la pasta de rebozar con la masa madre, el agua con gas y la sal, en un recipiente que sea cómodo para luego rebozar, mezclando con un tenedor. Es mejor no usar batidora, ya que se desarrollaría el gluten, cogería más cuerpo y se manejaría peor. La pasta debe quedar suficientemente espesa para cubrir los aros, pero suficientemente fluida como para que el rebozo una vez frito quede ligero. Lo mejor es probar a rebozar un aro, freírlo y comprobar cómo queda.
  4. Se pasan los aros de cebolla por la harina. Yo pongo la harina en un táper amplio, meto los aros y los agito cual si estuvieran en una coctelera.
  5. A continuación, se van pasando los aros por la pasta y se van friendo en tandas pequeñas, cuidando de que no se peguen entre sí. Se fríen 1 minuto por cada lado, aproximadamente, hasta que estén doraditos.
  6. Se sacan a una rejilla o papel de cocina arrugado para que escurran un poco. Se pueden ir poniendo en una fuente en la boca del horno encendido, como recomendaban los clásicos, para que se mantengan calientes hasta que estén todos hechos.

aros de cebolla

Como todos los fritos, estos aros de cebolla rebozados con masa madre están en su mejor momento recién sacados del fuego, aunque os aseguro que fríos se mantienen crujientes. Aún no he probado este rebozado con otro tipo de alimento, pero tiene que resultar igualmente fantástico con calamares o con pescado, por ejemplo. (Si queréis más recetas para aprovechar la masa madre, aquí tenéis estos popovers, estas tortitas americanas y estos blinis. Hala, ya tenéis curro.)

Y si os gustan los bocaditos fritos, en el blog tenéis más:

  1. Buñuelos de morcilla de Santi Santamaría
  2. Quesadillas fritas
  3. Croquetas de la abuela
  4. Buñuelos especiados de coliflor

Firma

¿Te ha gustado esta entrada? Comparte con los botoncitos o suscríbete para recibir mis recetas recién hechas por correo o por RSS.

Comentarios

    • Guestofwinter dice

      Carlos, te aseguro que merece la pena, de los mejores rebozados que he probado. Mi masa madre no es nada ácida, así que no queda fuerte de sabor, pero sí ligerísimo.

    • Guestofwinter dice

      Coñe, Lucas, tienes razón, nunca me acuerdo de ponerlo, doy por sentado que todo el mundo hace MM al 100%. Ahora mismo lo añado, gracias!

  1. Lorena dice

    Ummmm, qué barbaridad!!! me encanta, soy una apasionada de la tempura, yo suelo hacer tempura con cebolla, alcachofa, berenjena, y coliflor, supongo qué quedará estupendo con las otras verduras, verdad???

  2. dice

    Que pintaza! Nunca hoce aros de cebolla fritos. A decir verdad no somos de comer nada frito pero algunas cosas como las papas fritas me las como con ganas, pero nunca en casa. Me resulta raro esto de la masa madre en las frituras pero si vos decís que funciona, debe quedar fantástico! Y supongo que debe funcionar bien con cualquier verdura también.
    Cariños

  3. dice

    ¡Qué buena idea! Lo incorporo al repertorio de ¿qué hacer con la masa madre sobrante?

    Me lo estoy imaginando: unas rodajas de calabacín rebozadas como acompañamiento de un pescado a la plancha o de unos filetitos de secreto ibérico a la parrilla. Mmmmmmmmm, delicioso.

    • Guestofwinter dice

      Y ahora entiendo por qué tienes tantos seguidores (además de por tener un buen contenido, claro está): los cuidas.

  4. dice

    Miriam por favor…que pasada!! Nada yo calladita y a copiarte la idea.

    p.d. a mi no me aburre la masa madre, tú sigue que yo detrás de cada receta que la contenga!

  5. dice

    Hola, my dearest!!!
    He visto el nombre de tu blog, como blogamigo en muchos de los blogs que visito asiduamente, pero como siempre ando con prisas, no ha sido hasta hoy, casi 3 años después de tener mi blog, que he tenido tiempo y he podido recrearme con tu blog, o, mejor dicho: “en tu estupendo blog”. Tienes de todo. Hasta aquí me llega el olor del pan que horneas y los platos que cocinas.

    Con estos aros de cebolla son super originales y tienen una pinta espectacular!!!

    A partir de ahora me tendrás de visitante asidua… así que prepara té (yo no suelo beber café).

    Un beso!!

    IDania

    • Guestofwinter dice

      Bienvenida, guapa! Si es que somos ya tantos en la blogosfera que es imposible seguir a todo el mundo… Pero a mí que me suena que coincidimos en algún curso de Jackie Rueda…

  6. dice

    Mira que siempre aprendo con tus entradas… sobre todo a babear con esas fotos que haces. Otro uso que darle a mi masa madre. Con lo buenos que están los aritos de cebolla y qué pocas veces hago. Con ese rebozado, ya tienen que ser la leche!
    A currar se ha dicho!

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>